“Feliz Navidad”

¿Por qué en Navidad nos reunimos con nuestros familiares aunque no siempre nos apetezca? ¿De dónde viene esta tradición, que en ocasiones termina en grandes discusiones entre hermanos, cuñados o primos? Hay una teoría que dice que en España debemos esta tradición a Abderramán I, primer emir de Córdoba, recordado sobre todo por haber comenzado la construcción de la mezquita. Como sabemos, Abderramán pertenecía a la dinastía omeya, contra la que se sublevaron con extrema crueldad los abasíes en el año 750 en Damasco. Cuando los insurgentes ya habían exterminado casi por completo a los omeyas, les ofrecieron una tregua que habría de firmarse durante un banquete entre las dos familias. No sospecharon los omeyas que se trataba todo de una trampa en la que cayeron sin poder oponer resistencia; fue una auténtica masacre y, de todos los asistentes, Abderramán fue el único superviviente, que tuvo que escapar disfrazado junto a un criado. Su meta fue Al-Andalus, donde logró, entre batallas contra las familias locales e intrigas palaciegas, devolver a la dinastía omeya una buena parte del poder perdido en Oriente. Abderramán, traumatizado de por vida por la experiencia de aquel banquete con los abasíes y sabedor de las debilidades de sus rivales en la península ibérica, ordenó que en su emirato cada familia debía reunirse al completo una vez al año durante tres días consecutivos. El motivo era obvio: obligar a las familias a reunirse era un modo perfecto para que surgieran rencillas y enconos que minaran cualquier posibilidad de revuelta. La maniobra de Abderramán fue todo un éxito, ya que las principales familias de Córdoba se dividieron en grupos cada vez más pequeños a causa de las disputas surgidas durante estas reuniones y el emirato entró en una fase de tranquilidad y prosperidad. Fue entonces cuando la fiesta continuó a celebrarse con alegría en la mayoría de los núcleos familiares pequeños, que la interpretaron sencillamente como una bella fiesta familiar. La tradición se extendió después, poco a poco, a toda la península; cuando los cristianos del norte comenzaron a conquistar las tierras musulmanas del centro y del sur de lo que hoy es España encontraron esta fuerte tradición, que decidieron asimilar rápidamente a la Navidad para propiciar la convivencia entre las dos religiones. Es por eso que hoy la costumbre de reunirse con la familia pervive, y es por eso que el resultado de estas reuniones es siempre imprevisible…

Felices Fiestas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s