“Matar el tiempo”

Una de las cosas más fascinantes de las mitologías del pasado ha sido siempre la capacidad para explicar el mundo de una manera tan fácil que todos lo entendían y eran capaces de transmitirlo a las generaciones sucesivas. Cierto, el mundo como era conocido en ese momento y lugar de la Historia, pero el mundo al fin y al cabo.

Un mito que he admirado siempre por su sencilla complejidad es el de Cronos y Zeus. Cronos, o lo que es lo mismo, el Tiempo, una de las mayores obsesiones del hombre, que con su paso inexorable marca todas las etapas del individuo. El mito era claro: el Tiempo, dios supremo, vivía con miedo por la profecía de que un hijo suyo sería capaz de destronarlo. Por eso engullía todos y cada uno de sus descendientes, nada escapaba al Tiempo. Hasta que su mujer logró engañarlo haciéndole tragar una piedra y mandando lejos de su alcance a uno de sus vástagos. Y fue este, Zeus (cuyo genitivo en griego es sencillamente “dios”), quien hizo que la profecía se cumpliera, destronando a su propio padre y convirtiéndose en dios de dioses. “Sólo Dios es capaz de vencer el Tiempo”, viene a decir el mito.

image

Una imagen clara, simple, una forma de trazar una de las dos coordenadas que dictan los designios de la raza humana desde su origen. Así que atentos a “matar el tiempo”, porque si uno lo  mata luego se convierte en su propio dios y no puede dejar ya nada al caso, ni culparle de que pasa demasiado rápido o demasiado lento. Mejor dejémoslo donde está, que siga con su ecuánime gobierno y su justo andar.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s