“Ser más bueno que el pan”

Nos encontramos ante una expresión de indudable origen cristiano. Parece que todo comenzó durante los primeros siglos de expansión del cristianismo, cuando la liturgia de los seguidores de Jesús de Nazareth aún no estaba perfeccionada ni había sido asimilada por la población. Acostumbrados a las divinidades paganas, los habitantes de Europa Occidental tuvieron bastantes problemas para entender al cien por cien la simbología y los significados de una religión que venía de Oriente y cuyos dogmas requerían una gran dosis de fe. Por este motivo surgieron casi contemporáneamente al cristianismo las herejías, corrientes religiosas que interpretaban de manera diferente algunos de los principios del catolicismo. Uno de los aspectos que se expusi enseguida a diferentes interpretaciones fue sin duda el momento de la eucaristía: para grandes segmentos de la población resultaba muy difícil entender el concepto de la transubstanciación, por el que el cuerpo de Cristo está presente en la hostia consagrada que se toma durante la comunión. No les quedaba claro si Jesús se transformaba en pan, si Dios y el pan eran la misma cosa desde siempre o si Jesús había escondudo una parte de sí mismo en el pan para escapar a la muerte segura que le esperaba. Sea como fuere, estas dudas dieron lugar a la herejía de los “panistas”, una de las más breves de la historia.  Los panistas consideraban que en realidad el único dios era el pan, y que Jesucristo no era otra cosa sino la esencia de este alimento básico encarnada en un hombre. De ahí que su lema fuera “Nullum bonius pane” (nada más bueno que el pan). El panismo tuvo una vida fugaz y desapareció tras el segundo concilio ecuménico (381 d.C.), pero ante el temor de que sus dogmas pudieran volver a calar entre la población, los párrocos y otros cargos eclesiásticos comenzaron a popularizar la expresión “ser más bueno que el pan”; al principio el dicho aludía sólo a Jesucristo, pero pronto la sencillez de la frase hizo que se extendiera a cualquier persona de buen corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s