Origen y evolución de Emitologías: una “autoblografía”

Hoy quiero contaros una historia diferente. Es la historia de un señor que entra en una iglesia, se dirige a un confesionario y dice al cura que se esconde al otro lado de la cortina: “Buenos días, querría saber si tienen algún coche familiar, de cinco puertas, por encima de los 100 CV pero que no llegue a 15.000€. Con aire acondicionado a ser posible“. Obviamente el párroco responde: “Disculpe, usted se ha equivocado, esto no es un concesionario, esto es un confesionario“.

Bien, la misma diferencia que existe entre concesionario y confesionario es la que existe entre etimología y emitología, con el agravante de que emitología no figura en ningún diccionario, ya que es una palabra inventada, como lo son todas y cada una de las historias que se encuentran en este blog. Esto es algo que jamás pensé que me vería obligado a explicar cuando empecé a escribir el blog, en noviembre del año pasado. Si lo hago ahora es porque veo que el volumen de visitas y de visibilidad ha crecido mucho más allá de mis expectativas y porque quiero salir al paso de ciertas críticas y comentarios que leo y me llegan cada día.

El origen del blog es simple y llanamente un juego: jugar con las palabras, con los idiomas y con la historia para inventar orígenes más o menos verosímiles y más o menos graciosos de expresiones y palabras que utilizamos a diario y de las que generalmente ignoramos la procedencia. Una vez explicado esto, que es fundamental, me veo obligado a hablar del post que me ha dedicado Alfred López en su blog “Ya está el listo que todo lo sabe”, en el que transcribe este intercambio de mails que tuvimos hace algún tiempo.

12/05/2014 19:08  Alfred López

Hola, Disculpa por mi insistencia para conseguir un modo donde enviarte un correo, pero el tema que me trae a contactar contigo es serio e importante. Evidentemente tiene mucho que ver con tu blog y los textos que en él publicas, ya que todo lo expuesto está inventado pero la gente que accede al contenido en ningún momento es advertida de que lo que va a leer es completamente producto de la imaginación del autor, sin tener nada que ver con el verdadero origen etimológico. Y sí, sé que te defenderás argumentando que en el título ya lo pone: emitologías, y la verdad es que es un argumento no valido, porque la gente no tiene que reparar en si la m y la t están cambiadas de sitio y por lo tanto habla de mitos pero no de etimos. Te comento todo esto porque los que nos dedicamos profesionalmente a la labor de encontrar los orígenes etimológicos de las expresiones y palabras le echamos muchísimas horas de investigación para que aparezca de la nada un blog que se inventa historias, que no lo advierte y que hace que mucha gente quede desinformada por culpa de ello. Pero lo peor de todo es que hay personas que se creen según qué a pies juntillas y a mi me ha ocurrido el discutirme una persona una etimología y cuyos argumentos erróneos los había sacado de este blog y he de decirte que lo defendía como si le fuese la vida en ello… sólo porque lo había leído en un enlace de Facebook de tu blog. Fue a través del enlace que esta persona me facilitó cuando descubrí tu página y me di cuenta del daño que puedes llegar a causar desinformando. Es por ello que te pido que añadas una leyenda bajo el título del blog donde ponga que todo lo que van a leer está inventado y lo mismo haría al pie de cada post. Ruego no te tomes a mal mi mensaje, pero creo que es necesario. Los que nos dedicamos a divulgar te lo agradeceríamos. Un cordial saludo Alfred López

12/05/2014 19:27  Emitologías

Hola Alfred, En primer lugar quiero decirte que no me tomo a mal tu mensaje, es más, me alegro de que me escribas y perdona por haberte “obligado” a escribirme aquí: conozco ya los problemas que acarrea dejar la dirección de mail por internet sin control. En segundo lugar te cuento la historia de este blog y mi punto de vista, que es de alguna manera diferente al tuyo. Todo empezó como un juego con una amiga que habla español aunque este no sea su lengua madre. Le interesan mucho las expresiones extrañas y la idea de inventarse un origen para cada una nos resultó muy divertida a los dos. Cuando empecé a escribirlas y a publicarlas jamás pensé que hubiera nadie capaz de creerse la cantidad de cosas que se me han ocurrido, sobre todo porque hay algunas historias que de verdad no hay por donde cogerlas desde el punto de vista histórico. Sin embargo, y tu mensaje así me lo confirma, queda claro que una parte de la gente que sigue el blog (por desgracia no toda) ha desarrollado un interés por las etimologías que antes no tenía, y creo que esto es una buena noticia. Evidentemente basta buscar en Google el nombre de muchos de los personajes que cito para ver que no son verdad y, obviamente, en ningún otro sitio encontrarán una confirmación de lo que digo. Imaginemos además por un momento que cuando digo que “Heródoto lo cuenta” haya alguien que abra el libro de Heródoto buscando la historia. No la encontrará, pero habrá una persona que habrá buscado quién era Heródoto y habrá incluso echado un vistazo a su obra.
En cualquier caso el motivo que hay detrás de este blog sigue siendo puro entretenimiento, no sólo para mí sino para todas esas personas que lo siguen aun sabiendo que todo lo que cuento no es verdad. Decir cada vez que lo que escribo no es verdad le quitaría todo el interés al blog. La esperanza es en parte que cuando alguien lea una historia tan extraña piense “esto no puede ser verdad” y busque cuál puede ser el verdadero origen de la expresión. Por otro lado, quien se crea todo lo que lee en Facebook merece seguir haciéndolo. Lo mismo para quien no entienda la parte de la información donde digo “explicaciones mitológicas”.
Gracias por el interés y espero que entiendas (incluso si no lo respetas) mi punto de vista.
Un saludo.

Desde su publicación he recibido bastantes comentarios (ya sea en la página de Facebook, en Twitter o el blog) de usuarios que dicen que escribo el blog para reírme de la gente y que hago mucho daño haciendo pasar por verdades las cosas que escribo.

Sobre lo primero no voy a añadir nada: ya he dejado clara la intención del blog y podéis releer todas las veces que queráis la respuesta que dí a Alfred en su día, no cambio una sola palabra de lo que dije. Sobre el supuesto daño que hace este blog me remito al principio de este post y al subtítulo del blog: “explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones“. Si esto no hubiera sido suficiente para el incauto lector, habría bastado buscar en Google personajes como Unbingo II de Prusia, Jean-Luc Sagnol o Alpairo du Guimaraes para ver que la única referencia era Emitologías.

En cualquier caso, quien esté descubriendo con estas líneas el verdadero significado y razón de ser de este blog espero que piense sencillamente que le han gastado una broma y no que le han engañado o que le han faltado al respeto. Si en cualquier caso es así,me disculpo de buena gana ya que mi intención nunca ha sido la de ofender a nadie. Como prueba de buena fe sólo puedo decir que no he borrado ni ocultado ninguno de los comentarios que advertían del origen inventado de la historia o que explicaban la verdadera procedencia de la expresión. Si mi intención hubiera sido crear verdaderamente un engaño, los habría borrado todos, ¿no?

Para terminar quiero aprovechar para dar las gracias a todos aquellos que leen el blog habiendo entendido perfectamente de qué se trata. Es sobre todo por vosotros que no hago una cosa que Alfred me critica especialmente en su artículo: el hecho de que no escriba explícitamente en la portada del blog que las historias son inventadas. Creo que con el título y el subtítulo es suficiente, y pienso que hacerlo sería casi un insulto a la inteligencia, sería como obligar a todos los cines y teatros a colgar un cartel en la entrada que dijera “todo lo que van a ver aquí dentro es mentira y no ha pasado nunca, se lo ha inventado una persona un día en su casa“. A todos nos gusta que nos engañen un poco de vez en cuando… Es por eso que en la puerta del cine pone “Cine”, en la del teatro “Teatro” y aquí “Emitologías”.

Anuncios

28 comments

  1. Hace bastantes meses que sigo este blog y tengo que decir que “chapeau”.
    Está tan bien hecho, tan bien presentado, tan bien redactado y, sobretodo, con una dosis tan grande de fantasía, que ha sido capaz de adentrarse en el subconsciente y conseguir que mi mente haya estado tantos meses leyendo “Etimologías” en lugar de “Emitologías”. Tampoco sé cómo he podido pasar por alto el subtítulo. Confieso que caí en la trampa desde el primer momento. Y, aunque sí me chocaran algunos datos de vez en cuando, hay historias que me encantaron. “Caer la del Pulpo”, mi preferida.
    Lo paso muy bien en este sitio y en ningún caso lo considero una estafa, sino una lección. Bravo. Seguiré siendo un lector habitual, y aunque después del “despertar” no será lo de antes, mi admiración es total.
    Tras esta experiencia, no creo que vaya confiando tanto de cualquier cosa que me encuentre en la Red, aunque sea de un carácter tan culto como este blog. Un placer.

  2. Lo siento pero este blog me parece un cúmulo de despropósitos y una soberana falta de respeto hacia los lectores. En este post queda muy clara tu intención de divertirte a costa de la ignorancia de los demás. Tú debes estar muy por encima de todos esos pobres ignorantes que entran en tu blog con la esperanza de encontrar alguna respuesta curiosa y verídica a expresiones de uso cotidiano. Pero no, prefieres engañarlos, tomarles el pelo y encima si se lo creen decir con total desfachatez que tú no tienes la culpa de que los lectores sean unos ignorantes ilusos que se creen cualquier cosa que encuentran en la red sin comprobar si es verdad.¿Acaso crees que la gente que lee una noticia en el periódico se compra otro para ver si lo que pone es verdad o mentira?. No, amigo, no todos los internautas somos tan inteligentes como tú ni nos damos cuenta que el título del blog esconde un juego de palabras. Dicen que el sabio se vuelve más sabio cuando se equivoca y al advertírselo rectifica y corrige su error, sin embargo el necio al errar y ser advertido de ello se enoja y esa ha sido tu actitud, coger una pataleta porque otro bloguero te ha advertido de tu error y en lugar de rectificar como hacen los hombres sabios te pones a escribir este post que te deja todavía más en evidencia.

    1. Ya lo decían los antiguos chinos “Cuando el sabio apunta con el dedo a la Luna, el idiota se fija en el dedo”. Si eres tan ignorante como para creerte cualquier cosa que veas en internet creo que deberías empezar por apagar el ordenador, acercarte a la biblioteca más cercana, ilustrarte con la lectura de buenos libros, y solo cuando estés preparado para abandonar la ignorancia podrás comprender el maravilloso mundo de internet.

    2. Realmente el bloguero no tiene la culpa que el lector sea ignorante, apuesto que denostarías de Rabelais, al exponer en su obra tantos despropósitos históricos y geográficos. Cuando alguien escribe debe tenerse en cuenta la intención, es decir, si yo escribo algo de ficción qué tiene que ver con la realidad? apuesto que eres de los que se cree que Gandalf existe y buscas en internet el próximo torneo de quiditch. Hay que distinguir la realidad de la fcción y cómo el autor viaja a caballo entre ellas. A mi me parece que este blog está de puta madre, es muy ingenioso y verdaderamente vale la pena leerlo. Si tú no lo crees así pues no lo leas y no gastes tus energías en hablar mal cuando realmente las reglas están claras desde un principio. Si bien desde un inicio todos debemos partir del principio de la suspensión de la realidad que expone Eco, no es menos cierto que a pesar de dicho principio o quizás por su mera existencia uno es consciente que lee una ficción.

  3. “Esto es algo que jamás pensé que me vería obligado a explicar ”
    No señor, solo tiene que advertir de lo que publica usted es mentira.

    Si usted creía que sus artículos no pasarían por auténticos y fundados a la mayoría de sus lectores es usted un pedante y un cínico. Porque dudo que sea un estúpido.

  4. Ay, qué poco sentido del humor y cuánta ignorancia. Creo que no hay que ser experto en etimología ni en historia para darse cuenta de que todo lo expuesto en este blog es un brillante ejercicio de imaginación y amor por la lengua.
    Pero claro, la gente se cree todo lo que publican los periódicos, incluso los bulos víricos de Internet; no sé de qué me sorprendo.
    Te doy la enhorabuena y te animo a que no pierdas la ilusión. La validez de tus historias no está en su veracidad, sino en la alegría de lo lúdico que, al menos yo, encuentro en ellas.
    No te comas el tarro, ‘cuya composición no ha sido nunca completamente revelada.’
    😀
    Un saludo

  5. Es muy “peculiar” (eufemismo) que la gente se crea las cosas que hay por aquí, llamándose el blog “Emitologías”, el dominio emitologias.com y el subtítulo que pones.

    Yo siempre advierto del origen emitológico de los artículos cuando los comparto en mi página de Facebook o en Twitter, pero aun así la gente se los traga con papas. El problema, la verdad, es de ellos.

    Seguiremos compartiendo emitologías graciosas. ¡Un saludo!

  6. Buen día:

    Que desafortunado me parece conocer este blog en estas circunstancias, siempre me entristece encontrar este tipo de disputas en la red, donde la gente se encarniza contra un tema o modo de pensar, queriendo obligar a la censura, agrandando las cosas y hablando del que escribe como si fuera un monstruo y de sus seguidores cómo si merecieran el infierno.

    Coincido con Netalga, aunque hace falta un poquito más de sentido del humor para estas cosas, además creo que termina siendo un buen ejercicio crítico, pues cómo señala el autor del blog, no hay que creerse todo lo que uno lee en Internet. Si invertimos tanto tiempo en diversiones y esparcimiento en la red, es reprobable que no podamos invertir quince minutos o media hora en investigar y comparar varias fuentes de información al realizar una consulta sería.

    Yo en lo personal me dedico a la investigación en el campo de la ecología, y cómo investigadora tengo la responsabilidad moral de revisar perfectamente las fuente de información en las que me baso para generar nuevos conocimientos, por lo que no me son ajenos este tipo de problemas. Por lo que creo, que con tanto acceso que hay hoy en día a la información, no hay pretexto para consultas pobres y mal hechas a la hora de una investigación seria, llámese tarea, reporte, ensayo o simple curiosidad y no se necesita ser científico ni literato para hacer las cosas bien, sin echarle la culpa a otros de nuestros pobres esfuerzos.

    No quiero enredarme en una lucha de dimes y diretes, y mucho menos de insultos, con los que están en contra del blog, pero creo que con no visitarlo más les basta.

    Un saludo para el autor de tan ingeniosos cuentos y para todos sus lectores a los que me uno.

  7. Antes de nada he de decir que me encanta el Blog y también concuerdo con la respuesta dada al senior Alfred López. De todas formas he visto entradas aquí que son cuando menos creíbles. No supone ningún esfuerzo creerse algo como el origen de la expresión “dabuti” cuando hay orígenes de expresiones que se tienen por ciertos que resultan mucho menos verosímiles. Enhorabuena por el blog.

  8. Siento decir que soy una de las incautas que creía que todo era verdad, y que lo de llamar al blog “emitologías”, era simplemente por hacerlo un poco más atractivo…
    Me encanta este blog, es muy entretenido y pienso continuar siguiéndolo desde mi cuenta de facebook. Enhorabuena!
    Mi emitología favorita…. la de “comerse el tarro” ( me encanta!)
    Saludos!

  9. Debo decir que, aunque comprendo y respeto lo que dicen Alfred y otras personas, especialmente los que como él trabajan en esto, yo llegué a este blog buscando el origen real de algunas expresiones y lo que me encontré fue fantasía y si, vi que no era algo real, pero aún así me encantó.
    Desde mi punto de vista tus textos son maravillosos, cuando no tengo que hacer y me apetece sorprenderme un poco abro emitologías y me leo varios de golpe y es un auténtico placer ver la imaginación que tienes.
    Soy de esos curiosos que buscan quien fue tal o cual (cuando el nombre me suena pero no lo ubico), y es una manera como cualquier otra de pasar un rato entretenido seguido de otro sumergido en historia de verdad.
    Para mi el nombre y sobre todo el subtítulo del blog son dos claros indicativos de que no se trata de un texto real y me he visto obligado a comentar porque quiero que sepas que, al menos para algunos,eso está muy claro.
    Mis más sinceras felicitaciones.

  10. A mi me parece genial este blog y lo cierto es que había leído alguna entrada por separado enlazada en Facebook. Concretamente la de “Poner mirando pa Cuenca” y me pareció una historia tan hilarante que me la creí completamente. Ánimo y enhorabuena porque los contenidos son fantásticos. A los que se hayan ofendido les aconsejaría ser un poquito más inteligentes y contrastar lo que leen en internet. Se ahorrarán muchos disgustos…

  11. Pues yo llevo muy poco mirando tu blog y me parece muy interesante, sigue así y no te “comas el tarro” , al que no le guste que se “vuelva verde de envidia”, hay que decir más “Arriquitaun traun traun” y que vamos, este blog está “dabuti”. Un abrazo

  12. Conocí este blog por la entrada “Tirititraun y arriquitraun” y, ciertamente, te aseguro que con leer el título y el subtítulo me salió una carcajada de oreja a oreja ya que, en ese momento, quedó claro tu intención. En serio, sigue así y no cambies. No pillar esto tan básico tiene mucho que ver con no leer las cosas de principio a fin.

  13. Que te veas obligado a dar explicaciones sobre el contenido de tu blog es deprimente. Como esto siga así dentro de poco habrá que salir a reivindicar el sentido del humor y la ironía y el derecho a no ser idiota. ¡Cuánta ignorancia, pardiez!. Descubrí este blog hace poco y soy fan. De hecho, se lo he recomendado a un montón de gente. Es brillante, divertido, culto y está muy bien escrito. Por favor, sigue así. Y si hay gente incapaz de distinguir entre la realidad y la ficción que se lo haga mirar; como bien dices, por el camino puede aprender muchas cosas. Así pues, muchas gracias por los buenos ratos y la diversión que proporcionas y por la ironía y el humor, tan necesarios. Un saludo agradecido.

  14. Me encanta el blog, y como persona confiada que soy, no me cabe duda de que la intención del autor no es engañar; pero si lamentablemente está teniendo ese efecto (que mucha gente se crea que es verdad por los motivos que sean), no está de más añadir una aclaración. Además de ser tremendamente creativo, lúcido y talentoso, eso demostraría una buena dosis de humildad y empatía. El no hacerlo resultaría sospechoso.
    Saludos¡

  15. Enhorabuena por el blog. Para los que nos apasiona la historia de la lengua española y las etimologías (esta vez sin metátesis) me parece una idea divertida con la que poder fantasear de vez en cuando, incluso a riesgo de tener que dar más de una explicación por ahí por las emitologías por aquí (di)vertidas. Y muy bien elegido el nombre.

  16. Acabo de encontrarme con este blog y me parece magnífico, si no hubiera dado con tu explicación seguiría pensando que se trata de etimologías; la verdad es que la historia “cierta” está tan llena de fantasías e improbabilidades como la literatura misma. Me encantan tus historias, y eso de que sea mentira o verdad, mito o realidad, pues considero es lo de menos. Si alguien quisiera hacer un estudio serio sobre etimología seguramente que no se basaría en lo que lee únicamente en un blog, así que a mí me parece que no hay daño en este juego. Saludos, y seguiré leyendo.

  17. Me he creído todo todito hasta la de “o follamos todos o la puta al río”.
    Estaba todo tan bien redactado y parecía tan serio…
    Lo he pasado de fábula leyendo este blog, y creo que se lo voy a recomendar a mi profesora de lengua, que nos tiene un poco quemados a etimología.
    Creo que el blog está fenomenal y que todo el encanto está en querer creer la historia que te cuentan.De hecho, después de leer esta entrada tengo la sensación de que me han contado el truco de un número de magia; aunque sigue siendo admirable pierde el intríngulis de no saber si te están tomando el pelo.
    Encantada con el buen rato que he pasado,
    Sarecha (14)

  18. Enhorabuena por tu blog. Como en tu caso, me flipa jugar con la lengua castellana sin ningún límite y cultivo el humor porque me hace vivir y disfrutar más allá del gris cotidiano.
    Las quejas que he leído me recuerdan bastante lo que le pasa a mucha gente cuando leen una noticia de “El Mundo Today” y se la creen “a pies juntillas”, llegando a escribir comentarios malsonantes hacia los redactores por haberla publicado.
    Salud y Armonía, cada día.

  19. Pues a mí me parece un blog estupendo y divertido. E incorporo a mi acervo cultural la pata que metió Noé, porque me parece una explicación fantástica y de recordarla me parto de risa.

  20. Me encanta el blog. Siento mucho decirlo pero la gente necesita aprender a leer. Quiero añadir que quien se pica, ajos come 🙂

  21. Solo un apunte: a ver si dejamos de usa la estúpida palabra “fake” y la cambiamos por la bella y castiza “camelo”.

  22. Si acepta usted una sugerencia, ponga el subtítulo de un color más claro (y en negrita, preferentemente). Es ilegible en ciertas configuraciones, por lo que su valor informativo se vuelve inútil.

    Y si acepta dos, mi opinión es que debería aumentar las opciones de no crear malentendidos, añadiendo un widget de texto informativo. En la barra lateral, ubicado bien encima o bien debajo del de busqueda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s