“Comerse el tarro”

Todo hace indicar que la expresión nace en los Países Bajos, por eso en España no se haría popular hasta el siglo XVI, en plena época de contactos militares y diplomáticos con la zona. Como muchas expresiones, parece que su origen es puramente literal, aunque el motivo quedó casi olvidado después de la independencia de los territorios del norte. Era usanza común en los Países Bajos que los hombres acompañaran la pedida de matrimonio de las mujeres con una cesta de panes, frutas y quesos, momento a partir del cual iniciaba un periodo de reflexión de la mujer y su familia para ver si aceptaban la propuesta. La tradición decía que cuando los alimentos de la cesta terminaran la pretendida debía dar una respuesta. Si la relación de la pareja era estable y era conocida a toda la familia entonces pasaban sencillamente unas horas, el tiempo que tardaban padres, hermanos y demás familiares en comerse todas las viandas celebrando ya el compromiso. Cuando la propuesta se recibía sin que hubiera toda esta seguridad, entonces las mujeres y sus familias trataban de alargar el tiempo lo más que pudieran, no sólo para informarse bien del pretendiente sino también para ver si existían alternativas mejores.

Uno de los elementos que no podía faltar en la cesta era un queso cremoso (tipo casi cuajada) que se llevaba en un tarro de un material especial, parecido al barro pero mucho más blando. Este material (cuya composición no ha sido nunca completamente revelada) no sólo ayudaba a mantener las propiedades del queso sino que con el paso del tiempo se iba impregnando de él, por lo que al cabo de pocos días era comestible. Es por eso que para ganar tiempo en la respuesta, la pretendida, una vez terminados los otros alimentos perecederos, podía empezar a comerse también el tarro, justificando de esta manera la falta de una contestación en firme. Por tanto eran comunes en la época frases del tipo “no sé al final qué decidirá, lleva dos días comiéndose el tarro“. Lo más seguro es que a raíz de esta tradición la expresión pasara a considerarse sinónimo de “pensar mucho o en exceso“.

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s