“Verde de envidia”

¿Por qué el color verde se asocia a la envidia? Se dice erróneamente que todo se debe a que el sentimiento de la envidia provoca una generación tal de bilis que su color llega incluso a la piel del envidioso. Evidentemente esto es científicamente imposible por lo que la expresión ha debido de tener otro origen.

Se cuenta que todo se debe a un travieso juego de palabras entre los vocablos “envidia” y “endivia”, la verdura de color blanquecino cuyas hojas terminan en un verde claro muy característico. Durante los últimos años del reinado de Isabel de Farnesio, esta vivió una conocida rivalidad con Bárbara de Braganza, esposa de su hijastro Fernando VI y su futura sucesora. Barbara era una mujer culta, conocía varios idiomas y se interesaba por la cultura y el arte, virtudes por las que gozaba de una gran popularidad en la corte, ya que además era una mujer de buenos modales y sanas costumbres. Casi lo contrario de Isabel de Farnesio, cuyas intrigas palaciegas no le habían granjeado una buena fama.

El día de la sucesión, el 9 de julio de 1746, Isabel de Farnesio llevaba un vestido de una tonalidad verde que recordaba al ya mencionado color de la endivia. Teniendo en cuenta que la italiana renunciaba de mala gana a su reinado el chiste estaba servido y el color “verde endivia” se transformó rápidamente en “verde envidia”, lo que originó la expresión “estar verde de envidia”.

Anuncios

4 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s