“Me importa un pimiento”

La expresión proviene del mundo de la pintura, más concretamente de la pntura de bodegones y naturalezas muertas. Con la explosión de este género pictórico en el siglo XVII los artistas buscaban cada vez más el virtuosismo en cada una de sus telas, no sólo en la composición de sus imágenes sino en la recreación de todas y cada una de las texturas de los objetos representados. Es por este motivo que los pintores adoraban las granadas, los limones y todo fruto cuya superficie fuera un desafío a la hora de ser reflejada fielmente. Una de las verduras que no gozó de esta fortuna fue el pimiento, que podría haber sido en cambio una gran novedad considerando su llegada a Europa sólo después de su importación desde América. La superficie del pimiento, tersa, brillante y casi por completo monocroma, no ofrecía ningún atractivo a los pintores de bodegones, que rara vez lo incluyeron en sus cuadros. Por eso en este gremio comenzó a utilizarse la expresión “me importa un pimiento”, propio por la “inutilidad” de la verdura para sus creaciones.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s