“No caerá esa breva”

Que significa, como casi todo el mundo sabe, “no sucederá”. Uno de los grandes enigmas de la Historia es el de por qué Aníbal el cartaginés no atacó Roma después de la batalla de Cannas. La capital se hallaba no sólo desguarnecida tras las numerosas bajas sino además impotente ante la superioridad táctica del general norteafricano. Se cuenta que después de dicha batalla el senado romano se reunió de urgencia para decidir cómo organizar la defensa de la ciudad en caso de que los cartagineses decidieran asediarla. Fue entonces que Cayo Ligurio tomó la escena y pronunció la famosa frase: “ille ficus non caduturus”, o sea “no caerá esa breva” (o “higo”, como en el original). Ligurio recordó al Senado los presagios de Apolo que decían que Roma no sería asediada mientras la higuera de Minerva tuviera todavía algún fruto. Efectivamente, al salir los senadores del edificio vieron que en la casi seca higuera que se encontraba junto al altar de la diosa aún quedaba un fruto. Una vez que la posibilidad del asedio fue esfumándose y como la ciudad viera alejarse al cartaginés de sus tierras, la frase comenzó a utilizarse para asegurar que un evento no se producirá.

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s