“Te pongo mirando pa’ Cuenca”

La expresión se remonta al reinado de Juana la Loca y Felipe el Hermoso en la Castilla de finales del siglo XV. Como es sabido, Felipe I era un gran mujeriego, algo que su mujer, obviamente, no podía soportar. En aquella época la corte contaba con una gran presencia de conquenses, como queda demostrado con el mismo capellán de la reina, Diego Ramírez de Villaescusa (de Haro). Algunas de las amantes del rey eran de pueblos limítrofes a los de Don Diego, por lo que Felipe I ideó una excusa perfecta para no levantar las sospechas de su mujer. Sabedor del poco amor de su esposa por la ciencia, el rey organizó un pequeño observador astronómico en una alta torre, donde con ayuda de los nuevos instrumentos de navegación era capaz de individuar la dirección de las principales ciudades del reino. Así, cada vez que quería escabullirse con alguna moza no tenía más que decirle a la reina: “Subo con la dama al observatorio, que la voy a poner mirando para Cuenca”. Los guardias del rey, que obviamente sabían a que subía el monarca al observatorio, comenzaron a utilizar la frase por los burdeles de Castilla, por lo que la expresión tuvo una rápida difusión.

Anuncios

51 comments

  1. Me encanta, pero es de buen etimólogo dar referencias a las fuentes, ya que podrías habértelo inventado y hacer pasar esta historia por auténtica. Repito, me gusta mucho la entrada, pero fuentes, por favor 🙂

    1. No son explicaciones etimológicas, que en este caso serían imposibles sino mitológicas. Y los mitos no tienen fuentes sino indicios. Y por supuesto que, como tal mito, eres tu el que la pasas como auténtica o no.

  2. En otra web (http://www.1de3.es/2009/09/) pone:

    ¿Sabías por qué decimos PONER MIRANDO A CUENCA para insinuar el inicio de una relación sexual?

    La expresión original era poner mirando a la Meca, en alusión a la postura adoptada por los musulmanes durante la oración, que recuerda la propia de la sumisión sexual.

    Posteriormente se cambió la referencia local a un lugar más cercano: Cuenca.

    Localidad escogida quizá por su pasado musulmán, su castillo, su artesanía y, sobretodo, su mezquita, sobre la que a finales del siglo XII se levantó la catedral.

    1. Me parece mucho más convincente esta versión que la que ilustra el post, porque, al fin y al cabo, esa no creo que sea una buena excusa para calmar los celos de nadie, francamente. Si yo fuera Dña. Juana y mi “Hermoso” me dijera que subía con una dama a mirar lo que fuera (o fuese:)) lo que menos estaría es tranquila, desde luego. Vamos, que me faltaría tiempo para acompañarlos en el observatorio

  3. Uf, a mi es que además no me parece ni que tenga sentido ni que sea creíble, y más anacrónica que histórica. Y creo que no se citan las fuentes porque no creo que existan 🙂

  4. Chico listo el Hermoso, que enseñaba la ciudad de Cuenca desde las alturas a sus siervas con toda delicadeza. Y la pobre Juana sin conocer Cuenca ni varón.

  5. Villaescusa de Haro (Cuenca), en tiempos del medievo fue una villa, en la que los nobles, era utilizada para sus devaneos amorosos, de ahí que fuera “excusada de impuestos”. Se dice que las mujeres nacidas en esa villa, eran hermosas. Las y los, que eran “descendientes” de nobles señalados, terminaban en conventos.

  6. Es una teoría estupenda, pero estoy teniendo debates al respecto, ¡fíjese lo que ocasiona su post en unos desconocidos en el Facebook! 😀 ¿De qué fuentes ha tomado la información? Es que busco por la red documentos y no encuentro. Encuentro, igualmente, teorías que apuntan a la postura adoptada por los musulmanes para rezar mirando a La Meca. Las expresiones pueden tener orígenes bastante faltones. ¿Puede ilustrarme al respecto? Muchas gracias.

  7. yo también dudo de la veracidad de esta historia, pero igualmente había escuchado una de la que desconozco las fuentes, dice así:

    En la parte alta de Cuenca se encuentra una iglesia, con un bello mirador hacia la ciudad. Bien, a esta iglesia tienen por costumbre acercarse desde tiempos inmemorables parejas para darle finiquito a su calentón. Dicese que estaba mal visto el fornicar de cara a la iglesia y que las parejas se giraban de modo que… se ponían mirando a Cuenca!

  8. Me parece vergonzoso que os dediquéis a publicar contenidos falsos con la única intención de reíros de la ignorancia de los lectores que se creen lo que aquí escribís.

  9. Esto es pura invención, como el 99% de lo que se publica en este blog…

    Desde luego demuestras muy poca vergüenza haciendo creer a la gente que esto sea cierto.

  10. Vamos a ver… si Juana estaba obsesionada con su marido, si era una celosa patológica, ¿de verdad crees que si Felipe le dice que va a subir con una dama a la torre, los dos solos, para mirar las estrellas o al infinito, esta mujer se iba a quedar tan tranquila cuando hasta a sus damas las elegía ancianas y les cortaba el cabello (una deformidad para la época) y se iba a quedar bordando en su recámara? Es que esto no hay quien se lo crea.

  11. Que empieces el artículo diciendo que: “La expresión se remonta al reinado de…” intentando buscar el origen real de una expresión y no cites las fuentes de donde lo sacas, y encima te escudes en que es un mito, me parece lamentable. Y más cuando la pagina se llama Etimología.com

    http://buscon.rae.es/drae/srv/search?val=etimolog%EDa

    http://lema.rae.es/drae/srv/search?key=mito

    Por favor cita las fuentes, porque después ocurre, como en muchos blogs que se dedican a copiar o plagiar el trabajo de los demás y encima se aprovechan de él haciéndolo propio, que surge información falsa y bulos, y lo peor de todo la gente se lo cree…

  12. Esto es una imbecilidad que se inventaron los de Muchachada Nui, cuyos integrantes estudiaron Bellas Artes en Cuenca. Y ya está. Ni Felipe, ni Juana, ni musulmanes ni chorras. Otra gilipollez y punto.

  13. Me encanta ver como la gente critica al redactor de la entrada por no aportar fuentes ni nada que lo verifique… De veras no os dais cuenta, aquellos que piden fuentes y veracidad de las entradas, que la página se llama emitologia y esa palabra no existe al igual que la historia que de acaba de inventario el redactor? No critiqueis más, y disfrutar de un mito gracioso creado por x persona jajajaja
    Y ya sabéis, si no os gusta, iros a poner/que os pongan mirando pa cuenca!

  14. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s