“Tener un trancazo”

Que actualmente significa “estar muy resfriado”. Aunque nunca se llegó a confirmar el origen de esta expresión se cuenta que nació así: como es sabido, María Cristina de Borbón Dos Sicilias, última esposa de Fernando VII, se casó después de la muerte del rey con su guardia de corps Agustín Fernández Muñoz y Sánchez. Parece ser que esa relación comenzó incluso algunos meses antes de la muerte del monarca. Ya cuando Fernando VII había caído enfermo, la reina salió una noche para encontrarse con su amante. Al volver, confesó a su dama de compañía que el guardia “tenía un buen trancazo” refiriéndose evidentemente a ciertas medidas íntimas del sargento. Cuando Fernando VII la oyó desde su lecho y comenzó a gritar, la reina tuvo que inventarse deprisa la siguiente excusa: que en Tarancón (lugar de nacimiento del guardia) y en algunas zonas de la provincia de Cuenca se utilizaba “tener un trancazo” para referirse precisamente al constipado. El médico del monarca, que se encontraba en la habitación en ese momento, corroboró la tesis de la reina infiel sabedor de que un disgusto de ese tipo habría acabado en pocos días con la ya delicada salud del Borbón. A partir de ese momento en la corte todos se esforzaron por utilizar la expresión para evitar que el estado del rey se deteriorara, por lo que al final poco a poco fue saliendo de palacio y llegando a la calle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s