“Tirar la casa por la ventana”

Esta expresión, que parece nacer de una paradoja, tiene su origen en realidad en las complicadas relaciones políticas de la España del siglo XIX. Durante la segunda presidencia del Consejo de Ministros de Leopoldo O’Donnell se comenzó a discutir sobre los recursos que había que destinar a determinados servicios públicos. Uno de los principales detractores era José Esteban Lacasa, aguerrido liberal que defendía fuertes medidas de austeridad a causa de la dispendiosa guerra que España conducía en Marruecos. El 16 de marzo de 1860, tras una violenta campaña social contra Lacasa, se encontró el cuerpo del diputado bajo su ventana en el Paseo del Prado. Aunque nunca quedaron excesivamente claras las causas de la muerte, el partido liberal siempre sostuvo la tesis del asesinato, y comenzaron a utilizar la expresión “no podemos tirar siempre a Lacasa por la ventana” para explicar que un mínimo de rigor en las cuentas hacía falta siempre. A partir de ahí la expresión se difundió hasta que habiendo olvidado su origen, se comenzó a decir “tirar la casa por la ventana”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s