“Comerse un marrón”

La expresión proviene de la I Guerra Mundial, con casi toda probabilidad de la Batalla de Verdún, en Francia. Una parte fundamental para las tropas aliadas era asegurar el perímetro de las trincheras por la noche, una misión tan arriesgada como necesaria. Cuando los ánimos empezaron a mermar entre los soldados, el general Nivelle decidió recompensar a los que llevaran a cabo las misiones con “marron glacé“, una delicia que el general ofrecía de su bolsillo y de su despensa personal. Es por eso que al principio los soldados se ofrecían voluntarios con mayor frecuencia para estas misiones, diciendo contentos “hoy me como un marron“. Poco a poco, aunque iban cediendo en la batalla, los alemanes comenzaron a capturar y a matar un alto porcentaje de los exploradores franceses que cada noche salían a inspeccionar la zona cercana a las trincheras, por eso la expresión comenzó a difundirse con un significado negativo, como queriendo decir que el “marron” no compensaba el alto riesgo de la misión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s