“Le dijo la sartén al cazo”

Aunque algunos piensan que esta expresión proviene del incidente del comerciante flamenco Wilhelm von Lasarten durante las guerras de religión del siglo XVII, su origen parece estar en cambio en una fábula inédita de Samaniego, que se quedó fuera de sus célebres “Fábulas en verso castellano” por la censura del editor. En la fábula, un animado sainete entre los diferentes utensilios de cocina, se dice:

” – Eres mezquino, que permites que te quemen el culo cada día (le dijo la sartén al cazo)”.

El editor consideró que una frase de este tipo era inadecuada en aquel momento, ya que en las semanas previas a la publicación de la obra un importante caso de homosexualidad había salpicado algunos altos funcionarios de la corte. Samaniego, que se mostró muy contrariado por la que él consideraba “una de las mejores fábulas de la colección”, la hizo circular en libelos y pasquines que al final consolidaron la expresión en el habla cotidiana.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s