“Más tonto que Abundio”

Normalmente se completa la frase con “que vendió el coche para comprar gasolina”. La expresión se remonta nada menos que al siglo V y hace referencia a Abundio de Poitiers, un general merovingio a las órdenes de Clodoveo I y, a su muerte, de Childeberto I. En el s. V la expresión terminaba con “que vendió los arcos para comprar flechas” y parece que se basa en un hecho real. Abundio, durante una campaña contra los visigodos, una noche recibió la visita del que dijo ser un enviado de Clodoveo. Abundio, que se dejó engañar por las credenciales del emisario, accedió a venderle todos los arcos de su ejército por flechas, bajo la promesa que una caravana con nuevos arcos de mayor alcance habría llegado antes del anochecer del día siguiente. Obviamente, todo era una estratagema de los visigodos, que habiendo desarmado casi por completo a su rival pudieron atacar su posición al amanecer y derrotarlos.
La expresión ha sufrido muchas variaciones a lo largo de los tiempos, y así, en época califal, en Córdoba se decía “que vendió musivaras para comprar teselas” y en el siglo XVIII en Francia “que vendió el microscopio para comprar una lente”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s